MÁS RECIENTE

¿Por que es importante revisar las facturas electricas?

Leer las facturas eléctricas que mes a mes llegan a la puerta de tu empresa, puede ser un dolor de cabeza. En nuestro rol de asesor, hemos creado este blog donde te explicamos los conceptos básicos y por qué es importante entender tus gastos para gestionarlos de la manera que más beneficie a tu organización.

Antes de empezar: ¿Cómo leer la factura eléctrica? 

La factura eléctrica engloba diferentes conceptos y cobros que no siempre son fáciles de entender. Acá te mostramos cuáles son los elementos principales presentes en tu factura, qué significan y cuál es la forma correcta de interpretarlos: 

enel-avanza-en-instalacion-de-medidores-inteligentes-en-lima-y-callao-con-inversion-de-usd-1-1-millones

  1. Tarifas: en la boleta o factura se especifica si el cliente está sujeto a diferentes tarifas, dependiendo si su empalme está conectado a una red de alta tensión (AT) o baja tensión (BT): mayor o menor a 400V, respectivamente. Según sea el tipo de tarifa, los conceptos y valores de cobro podrán variar. 

Existen diferentes tipos de tarifas. Estas pueden ser libres o reguladas: 

Tipos de Tarifas Reguladas: 

  • BT1: Medición de energía cuya potencia conectada sea inferior a 10 kW o la demanda sea limitada a 10 kW (residencial)
  • BT2: Medición de energía y contratación de potencia (comercial y alumbrado público)
  • BT3: Medición de energía y medición de demanda máxima
  • BT4: Medición de energía y alguna de las siguientes modalidades
  • BT4.1: Contratación de demanda máxima de potencia en horas de punta y de la demanda máxima de potencia
  • BT4.2: Medición de demanda máxima de potencia en horas de punta y contratación de la demanda máxima de potencia
  • BT4.3: Medición de demanda máxima de potencia en horas de punta y de la demanda máxima de potencia suministrada
  • Existen las opciones AT2, AT3, AT4.1, AT4.2, AT 4.3, que son idénticas a las mostradas para clientes BT, pero definidas para Alta Tensión.

Enerlink_FacturasElectricas_Foto3

Por ejemplo, en el caso de los clientes residenciales asociados a una Tarifa BT1 (es decir aquellos que consumen menos cantidad de energía), en la boleta se especificará un cargo fijo, transporte, servicio público, cargo energía consumida, compras de potencia y compra de potencia en distribución. También tiene un cargo de energía adicional que es cuando el cliente se pasa de cierto límite en invierno. 

Otro caso son las AT43 y BT43, de clientes grandes y medianos respectivamente, donde existen cargos diferentes: cargo fijo, transporte, servicio público y energía, con valores diferentes a BT1. También se cobra la demanda máxima suministrada y demanda máxima en hora punta, que depende del consumo de potencia de cada uno.

Tipos de Tarifas Libres:

  • medidor-inteligente-energia-electricaTarifas de Suministro: se establece un contrato privado, bilateral entre el consumidor y cualquier suministrador habilitado en el mercado chileno, en el cual se establece la forma de cobro por el suministro de energía y potencia eléctrica.
  • Tarifas de Peajes de Distribución: existen tarifas de peajes BT y AT, con estructura similar a las tarifas reguladas BT4.3 y AT4.3, respectivamente.
  1. Consumo de energía: es la cantidad de kilowatts consumidos por hora (kWh) durante un mes determinado, que está asociado a una tarifa. 

  2. Cargo fijo: Mes a mes, un porcentaje del total a pagar corresponde a los costos de administración, facturación y atención al cliente en los que incurre la compañía distribuidora de energía. Estos no responden al consumo, sino a los gastos fijos de la empresa para costear el personal que lee los medidores, reparte la boleta y atiende solicitudes de sus clientes. 

  3. Demanda máxima de potencia facturada:  este valor se calcula promediando las dos demandas de potencia más altas de los últimos 12 meses. Para conocer cuáles han sido las máximas potencias leídas, se puede consultar mes a mes en la factura, como dato referencial.

  4. Consumo provisorio: Ya lo vimos durante los primeros meses de la pandemia, cuando las empresas distribuidoras de energía no tuvieron acceso a los medidores en periodos de cuarentena. Sea por esta u otras razones, cuando no es posible leer el consumo mensual de cada cliente, las empresas distribuidoras de energía eléctrica, tienen la facultad para calcular y facturar provisionalmente, promediando el consumo de los últimos seis meses. Una vez que se retoma la lectura regular del medidor, ese cálculo se ajusta a la factura. Es importante llevar una auditoría detallada del consumo en estos meses, ya que más adelante, podrían existir errores en los cobros por parte de las distribuidoras. 

  5. Vencimiento: Es la última fecha en que se puede pagar el consumo eléctrico con el proveedor de energía. Al no cumplir con este plazo, se puede incurrir en intereses y cortes de suministro después de cierta cantidad de días.

  6. Horario punta: es la franja horaria en la que el valor consumido es mayor y está fijado por las autoridades. Hoy, este horario va entre las 18:00 y las 22:00 horas de cada día entre los meses de abril y septiembre. En los años 2020 y 2021, se consideraron únicamente los meses de Junio y Julio, por motivo de la emergencia sanitaria.

  7. Demanda de hora punta: se calcula en base a las demandas máximas del mes, que han sido registradas en un periodo de 15 min durante el horario punta. Se calcula de forma distinta, dependiendo de si se trata de un cliente libre o regulado.

  8. Límite de invierno: este es un cargo adicional que se cobra entre los meses de abril y septiembre, aplicable a clientes con tarifas residenciales que aumentan notablemente su consumo entre abril y septiembre.

img

   Las diferencias en la facturación: clientes libres y regulados

Las facturas eléctricas tienen algunas variaciones, dependiendo del tipo de consumidor o cliente. En ese sentido, recordemos que hay dos tipos de clientes que se definen según su potencia conectada, es decir la máxima potencia que son capaces de demandar dadas las características de su empalme:

  • Los consumidores con potencia conectada entre 500 kW y 5000 kW pueden optar a ser cliente libre o regulado
  • Los clientes con potencia conectada igual o inferior a 500 kW se consideran clientes regulados y aquellos que tienen potencia conectada superior a 5000 kW son clientes libres

img2
Los clientes libres tienen una tarifa de energía que es negociada libre y bilateralmente con una empresa suministradora. Ellos reciben dos facturas diferentes, una de ellas corresponde a los cobros de la empresa suministradora con los valores de la energía, potencia, transmisión, servicio público, entre otros. La segunda factura es emitida por la entidad distribuidora con el detalle de los peajes de distribución que tienen componentes de energía, demanda máxima de potencia y potencia en horas punta. 

En este caso, al ser un contrato privado, existe mayor cantidad de cálculos para determinar los consumos eléctricos, por lo que es especialmente importante llevar un registro y hacer auditorías para verificar los cobros.

Los clientes regulados, en cambio, tienen tarifas no negociables, ya que son determinadas por decreto que fija tarifas a partir de los precios obtenidos en licitaciones. Ellos reciben una factura mensual con el cobro de la empresa distribuidora asociada a su zona, sin poder optar. En estas vienen detallados los cargos por energía, potencia, potencia en horas puntas, reactivos, entre otros, dependiendo del nivel de consumo.

4 razones para leer la factura todos los meses 

Sin duda, leer y entender la factura eléctrica mes a mes, permite crear planes de acción para gestionar de la mejor manera el consumo de la organización. Si todavía no te convences, te dejamos nuestras razones para hacerlo: 

Sin título

  1. Evitar errores: es posible que en el proceso de medición, gestión y lectura del consumo eléctrico, existan errores comunes que se traducen en un cobro equivocado en tu factura, sobre todo si es necesario medir más de un empalme. Esto se debe a la gran cantidad de variables que pueden afectar el cobro. 

  2. Cargos adicionales y reliquidación: las diferentes tarifas eléctricas son reguladas por la autoridad y, muchas veces, cambian. Estas modificaciones no necesariamente se ven reflejadas de manera inmediata en la factura eléctrica, aunque sí pueden verse más adelante, lo que puede aparecer como un cargo por reliquidación. Es decir: el ajuste en los precios de la energía, de acuerdo a la tarifa del cliente, que puede generar un cargo o un abono a la cuenta. Es importante conocer y tener en cuenta que no siempre se repite el mismo patrón de cobro por lo que es necesario revisar los medidores y que se estén calculando bien las demandas y energías, lo que es más complejo. 

En el caso de los clientes libres, es común observar que los datos entregados por el generador y las distribuidoras de energía no siempre coinciden con el consumo real de las organizaciones, sobre todo cuando tienen cobros provisorios. En estos casos, los clientes deben preocuparse de que les facturen aquello reflejado en el medidor real.

  1. Sacar el máximo provecho a la eficiencia energética y ahorros: las organizaciones necesitan energía para funcionar y hoy en día necesitamos saber dónde, cuándo y cuáles son los procesos que más requieren de energía y cuáles son los puntos donde se puede hacer un uso más eficiente de esta. Solo entendiendo el consumo, es posible facilitar el proceso de toma de decisiones respecto a este.

  2. Administrar correctamente el contrato de suministro eléctrico: esto aplica para los clientes libres, quienes pueden negociar el precio de la energía. Un ejemplo son los contratos de renovación automática en los que, si no se negocia oportunamente antes de la fecha de expiración, las empresas podrían quedar sujetas a condiciones menos convenientes por un próximo período, quedando sin la posibilidad de ahorrar en sus tarifas. 

Además de lo anterior, una administración eficiente de contrato también puede prevenir cobros sorpresa u otras condiciones comerciales que aparecen en los contratos y pueden ser poco favorables para la organización. 

Por esto, tener claros los costos en los que incurre la organización en materia de electricidad, es una gran herramienta para reducir dichos riesgos. 

Enerlink_FacturasElectricas_CTA1b

Si quieres ahorrar tiempo y prevenir riesgos asociados a revisar la facturación y las tarifas de tu empresa, en Enerlink nos hacemos cargo gestionando y auditando las cuentas eléctricas. Porque queremos que te enfoques en tu negocio, te asesoramos, tramitamos y hacemos el seguimiento correspondiente a los reclamos por cobros mal realizados y obtenemos las devoluciones que correspondan.

¡Contáctanos!

 

¿Quieres suscribirte a nuestro newsletter?

Suscríbete y sigue aprendiendo con nosotros sobre las últimas tendencias sobre estrategias de crecimiento.